News Ticker

Las Rabietas de los niños ¿Cómo controlarlas?

By Harold - lunes, 2 de noviembre de 2015 No Comments


Casi todos los niños pasan por una época de rabietas, por lo general comienzan a partir de los 12 a 18 meses. Y entre los 2 y 3 años de edad se vuelven más intensas.  Pero a los 4 años comienzan a disminuir. Una rabieta o berrinche es la forma en la que el niño muestra su enojo, la demuestran cuando se sienten frustrados consigo mismos, o cuando no consiguen lo que quieren.

¿Pero... como logro calmar a mi hijo?

Ante una pataleta, siempre va a influir la manera de cómo le hablamos a nuestros hijos, quizás gritarle no sea solución, ya que el niño no va a entender cuando le hables sobre su comportamiento, porque estarías actuando igual a él.

Lo que debemos hacer frente a un berrinche o pataleta es no perder la calma y nunca ceder a los que ellos quieren conseguir en medio de su rabia, que su sí "signifique sí" y su no "signifique no", A la hora de dirigirnos al niño debemos tener en cuenta tres aspectos: Hablarle con voz calmada, suave, y firme. Cuando le hables míralo a los ojos, usa palabras sencillas que sean entendibles para él, coméntale que su manera de actuar no va hacer que cambies de opinión y que usted quiere que se calme.

Quizás pienses que el niño no te está escuchando, pero la solución está en no perder la calma; debes mantenerte firme en tu decisión y  el poco a poco se irá tranquilizando. 



¿Y qué pasa si no se tranquiliza?

El punto está en no desesperarse o perder la paciencia, ya que algunas  rabietas suelen mantenerse, pero otras solo empeoran. A lo que nunca deben llegar es al maltrato, si lo hacen el niño aprenderá que la violencia es un método para conseguir lo que él quiere, además su autoestima podrá verse afectada, y es más… quizás no se tranquilice.

Puede dejar que el niño se desahogue, o es más puede recurrir a la pausa obligada: Llévelo a un rincón del cuarto y déjelo allí unos minutos (un minuto por cada año de edad).



Explíquele que su forma de actuar no es la correcta.

Cuando ya esté calmado hable con él, pero debe tener muy presente como le va a decir las cosas. Nunca debe criticar su forma de actuar, porque si lo hace puede que él se sienta rechazado y se forme una mala imagen de sí mismo. Lo que si debe hacer es llamarle la atención por su mal comportamiento y no por su forma de ser. 

Explíquele que por muchas rabietas que haga, no va a conseguir lo que quiere. Además, es bueno que le ponga un nombre a sus emociones: “estabas muy molesto”, “tiraste todas esas cosas al suelo”. De esta manera el empezará a conocerse poco a poco, y el te contará lo que siente sin necesidad de enfadarse.

Recuerde:
  • Ignore las rabietas.
  • Reconozca los sentimientos.
  • Olvídese del público.
  • Brinde Consuelo.

Tags:

No Comment to " Las Rabietas de los niños ¿Cómo controlarlas? "